Print this page

Dura lucha por el futuro del Brasileirao

Rate this item
(0 votes)

Globo cuenta con los derechos totales del campeonato de fútbol brasileño a nivel local e internacional hasta 2018. Sin embargo, su idea de extender el contrato hasta 2020 se ha topado con un enorme rival: Turner.

Los 112 partidos del Brasileirao, la Primera División del fútbol brasileño, son propiedad de Globo hasta 2018. El gigante de las comunicaciones posee los derechos totales de los juegos, así como también de programas complementarios (análisis, mejores jugadas), y de los campeonatos estaduales de Río y San Pablo.

Globo se ha asociado con empresas como BeIN Sports, GolTV, MediaPro y SportsMax para aumentar la distribución de su paquete de fútbol brasileño, cuyo alcance potencial es de 138 territorios alrededor del mundo.

La 60ª edición Brasileirao, cuyo nombre oficial es Campeonato Brasileiro Série A, comenzó a disputarse el pasado 14 de mayo y, por primera vez en varios años, en Brasil podrá ser visto en TV Abierta únicamente por Globo, luego que Band anunciara que no iba a poder emitir los juegos del popular certamen.

En un comunicado emitido por Band, la señal agradeció a Globo los esfuerzos hechos para evitar llegar a esta situación, dentro del "más elevado espíritu de cooperación", pero lamentó que el "agravamiento" de la crisis económica no dejara otra salida que prescindir de los partidos.

Durante la última década Globo vendía algunos paquetes de partidos –no sólo del Brasileirao, sino también de torneos estaduales y de la Copa de Brasil- a Rede Bandeirantes para su emisión por TV abierta.

La posición monopólica de Globo dentro del fútbol local –en el cual se estima Globo invierte 1.000 millones de reales por año entre derechos, licenciamiento y producción- se ha transformado en caso de estudio por el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) de Brasil, que anunció hace unos días analizará la legalidad de la situación.

El hecho que el CADE haya esperado hasta ahora para actuar ha despertado suspicacias.

EL ARRIBO DEL DUOPOLIO

La irrupción de Turner en el terreno local, a través de su señal Esporte Interativo, ha desmantelado los planes de Globo, que a partir de la temporada 2019 ya no contará con la totalidad de los derechos del fútbol local. El gigante brasileño pretendía extender sus contratos vigentes por dos años más.

Esporte Interativo ha cerrado acuerdos con seis clubes de Primera División (Santos, Bahia y Atlético Paranense, Coritiba, Inter y Ponte Petra) y otros 14 que militan en la Serie B. Ambas compañías luchan por el resto de los derechos, con equipos como Flamengo, Palmeiras y Gremio todavía sin "fichar" por ninguna empresa, pero se estima que Turner podría quedarse con al menos 12 equipos que potencialmente estarían en Primera División para 2019.

A efectos prácticos, esto significa que en los partidos entre los equipos que hayan firmado con Turner (Esporte Interativo) y los que hayan vendido sus derechos a Globo (SporTV/Globosat), como Vasco o Botafogo, se deberá llegar a un acuerdo para ver quién emitirá el juego.

Si se toma como ejemplo lo que ocurre en Europa, los partidos entre los equipos de diferentes canales terminan siendo transmitidos por la señal a la cual corresponda el equipo que dispute dicho juego de local. Otra posibilidad sería que ambas emitieran el mismo juego.

Un dato interesante a considerarse es el impacto que esta competencia entre dos señales pueda tener en el modelo de venta de los partidos por PPV, clave en la estructura económica de los acuerdos firmados por Globo hasta 2018 con cada club.

Los resultados que está logrando Esporte Interativo son parte del objetivo de Turner de transformarse en un jugador de primer nivel dentro del universo del fútbol en Sudamérica. Además de lo que ya ha encaminado en Brasil, la compañía se presenta como uno de los principales candidatos para quedarse con los derechos del fútbol en Argentina.