Super Bowl: el negocio perfecto

La inversión en comerciales durante el próximo Super Bowl 50, que será emitido por CBS el 7 de febrero, alcanzará una cifra récord: US$ 337 millones. El negocio alrededor del deporte más popular en EEUU ha sido redondo desde su inicio.

La noche más importante del fútbol americano –y de la TV estadounidense en general- supera en su magnitud a la justa deportiva, dado que docenas de anunciantes invertirán millones de dólares por unos preciados segundos al aire. Para las marcas, esos segundos de visibilidad durante el Super Bowl valen cada centavo.

Este año será la 50ª edición del evento deportivo más importante de EEUU y la edición 2016 tendrá un nuevo récord en venta de anuncios. Según los datos de Ad Age, el Super Bowl de este año verá su inversión publicitaria alcanzar los 337 millones de dólares, una cifra mayor que la de tres décadas juntas (del 60 al 80, inclusive, el Super Bowl recolectó US$ 299 millones en publicidad al aire).

El costo promedio de 30 segundos de aire durante la transmisión del juego –que se realizará el 7 de febrero por CBS- es de 4,8 millones de dólares. En 2015, esos 30 segundos costaron 4,46 millones de dólares y en 2014 valieron 4,26 millones. En el primer Super Bowl los 30 segundos costaron 40 mil dólares.

Siguiendo la matemática, el precio por segundo se ubica en 160 mil dólares, 120 veces más que el del Super Bowl original, que fue de 1.333 dólares.

Los analistas afirman que en estos 50 años de Super Bowl, de 1967 a la actualidad, se han invertido 5.900 millones de dólares en publicidad (ajustando los precios a la inflación).

El Super Bowl 50 se quedará con el 2,4% del share de la inversión publicitaria en las cadenas de EEUU, doblando el 1,2% que representó en 2010, cuatro veces más que el 0,6% de 1995 y seis veces más que el 0,4% de 1990.

Video